Tramitamos tu divorcio | express y contencioso

¿Te quieres divorciar o separar de tu pareja? ¿No llegas a un acuerdo para repartir los bienes? ¿Divorcio con hijos? ¿Convenio regulador? ¿Custodia compartida? ¿Separación de bienes? ¿Pensión de alimentos? ¿Pensión compensatoria? Son muchas las dudas que surgen a la hora de pensar en divorciarse o separarse. Por ello, siempre es recomendable contar con un buen abogado que te aconseje a lo largo del procedimiento de divorcio o separación. En el caso de que necesites un abogado en Tenerife para tramitar tu divorcio express o contencioso no dudes en consultarnos, te asesoraremos gratuitamente.

Debemos comenzar señalando que existen dos procedimientos judiciales para divorciarse o separarse (conllevando la misma tramitación el divorcio que la separación). Así, nos encontramos ante los casos de divorcio contencioso y divorcio de mutuo acuerdo (también llamado divorcio express).

Antes de comenzar, señalar que para divorciarse únicamente se requiere que hayan pasado al menos tres meses desde la celebración del matrimonio, sin necesidad de alegar causa alguna. Este requisito temporal no será necesario en caso de víctimas de violencia de género.

Divorcio express o divorcio de mutuo acuerdo

En el caso de que optemos por el divorcio express, se ha de comenzar realizando una de las piezas más importantes: el convenio regulador. Se trata de un documento firmado por ambos cónyuges en el cual se recoge el compromiso de divorciarse y las medidas que regularán la futura situación entre los cónyuges, y entre éstos y sus hijos.  

Divorcio express

Siempre que fuera aplicable al caso concreto, en el convenio regulador se deberán reflejar medidas relacionadas con:

  1. Patria potestad de los hijos
  2. Guarda y custodia
  3. Régimen de visitas de los hijos
  4. Atribución de la vivienda familiar y el ajuar
  5. Contribución a las cargas del matrimonio y pensión de alimentos
  6. Liquidación del régimen económico del referido matrimonio y el reparto de bienes
  7. Pensión compensatoria

Una vez redactado y firmado el convenio regulador por los dos cónyuges, se ha de presentar la demanda de divorcio ante el Juzgado. Esta demanda la deben presentar ambos cónyuges, o uno con el consentimiento del otro. Posteriormente, serán citados al Juzgado, donde el Juez verificará que dicho convenio regulador no tenga ninguna medida que perjudique a alguno de los cónyuges o alguno de sus hijos, y tras ello, los mismos se ratificaran en el convenio. Y, por último, se dicta sentencia donde se recogen las medidas que contenga el convenio regulador.

El divorcio de mutuo acuerdo tiene varias ventajas frente al contencioso: tiene una tramitación más simple y rápida (el divorcio se puede obtener en un par de meses); una menor carga emocional; tiene un menor coste económico dado que basta con contratar a un solo abogado y procurador; entre otras.

Divorcio contencioso

Si optas por este supuesto, es porque evidentemente no has llegado a ningún acuerdo con tu pareja en relación al convenio regulador.

En este caso el proceso se iniciará mediante demanda presentada por uno de los cónyuges, a la cual no se acompañará convenio regulador, sino que se indicarán las medidas económicas y familiares que consideremos pertinentes. Esta demanda se la notificarán a tu pareja y la misma tendrá un plazo para contestar y proponer sus medidas. Tras ello se celebrará juicio y el Juez decidirá al respecto (esta es otra desventaja frente al divorcio de mutuo acuerdo, dado que en aquel son las partes las que deciden las medidas del divorcio).

La desventaja de este procedimiento es que es más largo, complicado y costoso. Se ha de señalar que en este procedimiento cada cónyuge ha de contratar a un abogado y a un procurador.

¿Se puede pasar de un procedimiento de divorcio contencioso a uno de mutuo acuerdo?

Hemos de señalar que pueden ocurrir las dos situaciones:

  1. Si durante la tramitación de un procedimiento de divorcio contencioso llegas a un acuerdo con la otra parte, el procedimiento se puede convertir en uno de mutuo acuerdo. Para ello bastará con elaborar y presentar el convenio regulador ante el Juzgado.
  2. Y, si estando ante un divorcio express o de mutuo acuerdo, uno de los cónyuges no se ratifica en el convenio regulador, se deberá acudir al procedimiento contencioso.

Diferencia entre divorcio y separación

Generalmente se tiende a confundir la figura del divorcio y de la separación. No obstante, se diferencian básicamente en con la separación el matrimonio sigue existiendo, mientras que con el divorcio se disuelve definitivamente el matrimonio.

Así, si tras la separación judicial los cónyuges se reconcilian, basta con comunicárselo al Juzgado para volver a estar casados. Por el contrario, con el divorcio deberías volver a casarte si quieres rehacer el vínculo matrimonial.

Guarda y custodia. Custodia compartida. Régimen de visitas.

En el caso de separación o divorcio con hijos menores de edad, se han de establecer ciertas medidas entre las cuales destaca la guarda y custodia. Básicamente, se trata de decidir qué progenitor se va a hacer cargo del cuidado de los hijos.

Se puede establecer que sea sólo un cónyuge el que se encargue del hijo menor de edad o, por el contrario, establecer la guarda y custodia compartida entre ambos progenitores.

Custodia compartida

Ambos métodos se pueden establecer vía convenio regulador o mediante sentencia. Igualmente, se podrá acudir a la modificación de medidas establecidas en sentencia a fin de cambiar el régimen de guarda y custodia. Señalar que se tendrá en cuenta el interés del menor de edad a efectos de establecer su guarda y custodia.

Igualmente, conviene decir que el régimen de guarda y custodia compartida suele resultar beneficioso para los hijos menores de edad toda vez que no conlleva una ruptura violenta del ámbito familiar, pudiendo continuar conviviendo con ambos progenitores.

A efectos de solicitar la guarda y custodia compartida se han de especificar en la demanda las medidas que se pretenden fijar: quien comienza a convivir con el menor; horarios de recogida del colegio; como asumir los gastos del menor; determinación del tiempo de vacaciones que pasara con cada progenitor; etc.

Asimismo, cuando el progenitor no tenga a los hijos comunes del matrimonio, tendrá derecho a que se establezca un régimen de visitas y de comunicación a su favor. Por ejemplo, en el caso de guarda y custodia exclusiva se suele establecer un régimen de visitas de fin de semanas alternos; y, en los supuestos de guarda y custodia compartida, que el menor pueda visitar al progenitor con el que no conviva esa semana, uno o dos días entre semana.

¿Divorcio con hijos? Atribución de la vivienda familiar y pensión de alimentos.

En los casos de separación o divorcio con hijos menores de edad, generalmente se atribuye la vivienda familiar y su ajuar al progenitor al que se le otorga la guarda y custodia.

Si los cónyuges no han tenido hijos, se atenderá al interés más necesitado de protección a fin de atribuir el uso de la vivienda familiar.

Divorcio

Asimismo, en los casos en que se establezca la guarda y custodia exclusiva por parte de un progenitor, se fijará una pensión de alimentos a favor de los hijos menores de edad con el fin de contribuir al gasto del mantenimiento de los mismos (para alojamiento, educación, ropa, asistencia médica, ortodoncias, para actividades extraescolares, etc.). Cuando se establece la guarda y custodia compartida, suele fijarse que todos los gastos corren a cuenta de ambos cónyuges al 50%.

La cuantía de esta pensión de alimentos dependerá de varios factores, como puede ser el salario que perciba el progenitor obligado a prestarla o el número de hijos.

Pensión compensatoria en el divorcio

El cónyuge que sufra un desequilibrio económico, viéndose empeorado en su situación con respecto a la que mantenía durante el matrimonio, a raíz de la separación o divorcio, tiene derecho a esta pensión compensatoria que pagará el otro cónyuge. Para su fijación, se requiere haberla solicitado.

La forma que tenga esta pensión podrá ser de una pensión temporal, por tiempo indefinido o mediante un pago único.

En relación a su importe, indicar que, a falta de pacto entre los cónyuges, se fijará en función de la edad del cónyuge, la cualificación profesional de éste, su dedicación pasada y futura a la familia, la colaboración en el trabajo del otro cónyuge, duración del matrimonio, entre otros.

Esta pensión se extingue por varios motivos: por casarse el cónyuge que la este percibiendo, por convivir con otra persona o por cesar la causa que la motivo.

¿Qué pasa si tienes el régimen de separación de bienes?

Si tienes el régimen de separación de bienes y te has dedicado a las tareas del hogar de forma exclusiva (o trabajando para el negocio familiar), debes saber que tienes derecho a una indemnización económica. Esta compensación es compatible con la pensión compensatoria.

La razón de ser de la indemnización es favorecer al cónyuge que se dedicó en exclusiva al trabajo doméstico sin poder acceder a los bienes adquiridos por el otro cónyuge; a diferencia de lo que ocurriría en el régimen matrimonial de gananciales, donde los bienes comprados por los cónyuges son comunes.

En cuanto a la cuantía de esta indemnización, señalar que en primer lugar se tienen en cuenta los pactos a los que hayan podido llegar los cónyuges. A falta de acuerdo, la jurisprudencia ha señalado diversos criterios como el salario que percibiría una tercera persona que se dedicara a las labores domésticas o el Salario Mínimo Interprofesional, entre otros.

¿En qué consiste la modificación de medidas?

Las medidas que se hayan establecido en virtud de una sentencia de divorcio o separación pueden modificarse, ya sea de mutuo acuerdo o vía contenciosa, cuando hayan cambiado sustancialmente las circunstancias que se tuvieron en cuenta para su adopción.

Ejemplos claros de ello son los casos en que tengas que pagar una pensión compensatoria o de alimentos y te quedes en desempleo. 

Documentos necesarios para la demanda de divorcio

A la hora de presentar la demanda de divorcio hemos de contar con una documentación en concreto. Así, necesitaremos: el libro de familia; certificado matrimonio expedido por el Registro Civil; certificado de nacimiento de los hijos (en el caso de que hubieran) expedido por el Registro Civil; nóminas; escrituras o documentos privados de propiedad (de la casa, vehículos, etc.) o contrato de alquiler; certificados de las cuentas bancarias, préstamos o planes de pensiones que se tengan; los documentos que acrediten los gastos de los hijos menores de edad; copia de capitulaciones matrimoniales, si las hubiere; denuncias por malos tratos, entre otros. En definitiva, es recomendable recabar todos los documentos posibles que puedan probar los hechos alegados en la demanda.

Divorcio

Supuestos de violencia de género

Se ha de tener en cuenta que no se requiere el transcurso del plazo de tres meses para solicitar el divorcio o separación cuando el cónyuge que lo solicite sea víctima de violencia de género, o exista riesgo para su vida, su integridad física, su libertad o la de los hijos de ambos.

Igualmente, hemos de señalar que, de conformidad con el art. 92.7 del Código Civil, no se establecerá la guarda y custodia compartida de los hijos menores de edad cuando alguno de los progenitores esté vinculado con un proceso penal iniciado por atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del otro cónyuge o de los hijos que convivan con ambos. Tampoco procederá la guarda y custodia compartida cuando el Juez entienda que, en virtud de la prueba practicada, existen indicios fundados de violencia doméstica.

Asimismo, se ha de tener en cuenta en casos de violencia de género que el Código Civil habilita al Juez para limitar o suspender el régimen de visitas en el caso de circunstancias graves.

En los casos en que exista un procedimiento civil en curso (divorcio, modificación de medidas…) y se produzcan actos de violencia de género, el procedimiento se remitirá a un juzgado del orden penal donde el Juez resolverá sobre la materia civil y penal de forma exclusiva.

Te asesoramos sin compromiso

Divorcio

En el supuesto de que necesites un abogado en Tenerife para tramitar tu divorcio express o contencioso, separación, así como la custodia compartida, pensión compensatoria o cualquiera de las medidas mencionadas anteriormente, te invitamos a que nos consultes a través de esta página web. Realizamos una consulta (online o presencial) gratuita en la que estudiaremos el procedimiento y resolveremos tus dudas sin compromiso alguno. 

Y, para el supuesto de que te decantes porque te tramitemos tu caso, procederemos a realizar una consulta física (en el caso de que la primera haya sido online) en la que tomaremos nota de toda la documentación, y te explicaremos como vamos a abordar el caso en concreto.

Abogado de divorcio en Tenerife

Deja un comentario

Este formulario recopila tus datos con el fin realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Si deseas obtener más información sobre los datos que puedan recabarse por la navegación efectuada en la web rigorlegal.com, puedes revisar nuestra política de privacidad, donde encontrarás una información más extensa sobre el tratamiento de datos.