Cobrar deudas: reclamar cantidades debidas

¿Has realizado un determinado servicio para un cliente o le has vendido algún producto y no te ha pagado? ¿Tienes un crédito pendiente por cobrar y el deudor no quiere pagar o te da largas? ¿Burofax? ¿Monitorio? Conoce como reclamar las cantidades debidas y cobrar las deudas y, en el caso de que desees que te gestionemos la reclamación, consúltanos a través de esta página tu caso y te asesoraremos al respecto.

Debemos comenzar diferenciando dos vías a fin de poder cobrar la deuda: la vía extrajudicial y la vía judicial.

Vía extrajudicial

Con el objetivo de evitar la vía judicial, conviene plantearse esta vía a efectos de reclamar y poder cobrar las deudas ya que generalmente conlleva una reducción del tiempo de cobro y del coste de la reclamación.

Así, en estos casos resulta adecuado enviar, a través de un abogado, un burofax al deudor reclamando la deuda.

Cobrar deudas

De esta manera, le damos la posibilidad al deudor de que contacte con el abogado y se pueda llevar a cabo una negociación. A efectos de llegar a un acuerdo con el deudor, se puede plantear la posibilidad de fraccionar el pago o realizar una quita de la cuantía de la deuda. Estas posibilidades suelen ser vistas con buenos ojos por los deudores, siendo más fácil que lleguen a abonar la deuda.

En el caso de que se llegue a un acuerdo, se ha de redactar el correspondiente documento por el cual el deudor reconoce tener una deuda con el acreedor y se compromete al pago de la misma.

En el supuesto de que el deudor no pague, no se comunique con el abogado con la intención de llegar a un acuerdo o no se alcance uno con el que estén de acuerdo ambas partes, será necesario acudir a la vía judicial. Se ha de tener en cuenta que, en este caso, el burofax remitido por el abogado será una prueba en el procedimiento judicial.

Vía judicial

Cobrar deudas

Se ha de señalar que para reclamar y cobrar deudas, éstas han de ser dinerarias, líquidas, determinadas, vencidas y exigibles. Es decir, la deuda ha de estar cuantificada en dinero, su plazo de pago ha de haber vencido y debe poder reclamarse.

Asimismo, es recomendable poder acreditar la efectiva prestación del servicio o la entrega del producto en virtud del cual se generó la deuda.

En esta vía se distinguen tres procedimientos (independientes entre sí) para reclamar una deuda: el procedimiento monitorio, el procedimiento declarativo y el procedimiento cambiario.

- Procedimiento monitorio

Se trata de un procedimiento, más sencillo y rápido que el declarativo, mediante el cual el acreedor puede solicitar que el documento del que dispone y que acredita la deuda se convierta en un título ejecutivo que permita así el cobro de la deuda. Estos documentos pueden ser:
 
  1. Documento firmado por el deudor o con su sello.
  2. Facturas, albaranes, certificaciones,… del acreedor.
  3. Documento comercial que acredite la relación duradera entre acreedor y deudor, siempre que figure la deuda.
  4. Las certificaciones de impagos en los casos de las Comunidades de Propietarios.

Presentada la petición inicial del monitorio, se da un plazo de 20 días al deudor para que pague la deuda o para que se oponga a ella. Así, puede ocurrir que: a) el deudor pague y se archive el procedimiento; b) ni pague ni se opone, por lo que se dicta Auto despachando ejecución (que será el título ejecutivo); o c) el deudor se opone, por lo que el monitorio se convierte en un procedimiento declarativo.

- Procedimiento declarativo

El procedimiento declarativo puede ser verbal (en el caso de deudas cuya cuantía sea inferior a 6.000 euros, así como la reclamación de rentas impagadas por arrendatarios, entre otros) u ordinario (para deudas por importe superior a 6.000 euros).
 

Si tras obtener una sentencia favorable en la que se condene al deudor al pago de la deuda, y este no procede a saldar la misma, hará falta interponer una demanda ejecutiva con el objetivo de embargar bienes del deudor para cobrar la deuda. En estos casos, también se reclamaran intereses y costas.

- Procedimiento cambiario

Este procedimiento se utilizará en el caso de que la deuda se acredite mediante una letra de cambio, un chequé o un pagaré que reúna los requisitos pertinentes.
 

Una vez interpuesta la demanda, el juez requerirá de pago al deudor por un plazo de 10 días, ordenando asimismo el embargo inmediato de bienes de aquél por si no pagara.

En el plazo de 10 días tras el requerimiento, el deudor podrá oponerse. No obstante, el deudor podrá solicitar el levantamiento del embargo en los primeros 5 días del requerimiento. Sin embargo, si no pagara ni se opusiera, se dictará Auto despachando ejecución.

¿Qué plazo hay para reclamar y cobrar deudas?

De conformidad con lo que dispone el artículo 1964 del Código Civil, el plazo para reclamar la deuda es de 5 años desde que pueda exigirse el cumplimiento de la obligación.

¿Puedo recuperar el IGIC de las facturas impagadas?

La respuesta es sí. Puede reducirse la base imponible proporcionalmente cuando los créditos correspondientes a las cuotas repercutidas por las operaciones gravadas sean total o parcialmente incobrables.

Para ello se ha de cumplir con ciertos requisitos previstos en el artículo 22.7 de la Ley 20/1991, de 7 de junio, de modificación de los aspectos fiscales del Régimen Económico Fiscal de Canarias, y en el artículo 49.4 del Real Decreto 2538/1994, de 29 de diciembre, por el que se dicta normas de desarrollo relativas al Impuesto General Indirecto Canario y al Arbitrio sobre la Producción e Importación en las islas Canarias, creados por la Ley 20/1991, de 7 de junio.

Cobrar deudas

Te asesoramos sin compromiso

En el supuesto de que necesites un abogado para reclamar y cobrar deudas, te invitamos a que nos consultes a través de esta página web. Realizamos una consulta (online o presencial) gratuita en la que valoramos la viabilidad del procedimiento y resolvemos tus dudas sin compromiso alguno.

Y, para el supuesto de que te decantes porque te tramitemos tu caso, procederemos a realizar una consulta física (en el caso de que la primera haya sido online) en la que tomaremos nota de toda la documentación, y te explicaremos como vamos a abordar el caso en concreto.

Reclamar y cobrar deudas

Deja un comentario

Este formulario recopila tus datos con el fin realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Si deseas obtener más información sobre los datos que puedan recabarse por la navegación efectuada en la web rigorlegal.com, puedes revisar nuestra política de privacidad, donde encontrarás una información más extensa sobre el tratamiento de datos.